Etiqueta: música
Vídeo

Entre música y periodismo con Ramón Lobo

Todo empezó con una canción de Zaz que Ramón Lobo colgaba en su blog. Ese Je veux lleno de energía y positivismo fue la primera de muchas recomendaciones que me han hecho descubrir otras músicas en los últimos tiempos. Desde ese momento, ya no sólo me fijo en sus palabras, de las que ya sabéis que soy muy fan, por lo bien que describe emociones, por su claridad, por su implicación con la realidad, por sus denuncias, por su indignación… Y desde ese momento pensé que me encantaría hablar con él de música.

Después de unos cuantos mensajes por redes sociales y varios mails, por fin pudimos hablar por teléfono, en una conversación en la que también tratamos un poco de periodismo, radio y educación. Y esto fue lo que me contó Ramón Lobo sobre su relación con la música.

A sus 60 años, este periodista que podría darnos muchas lecciones de historia sobre conflictos internacionales se define como “un producto cultural de España, lleno de carencias, que ha llenado con literatura y música pero sin guías, saltando de una cosa a otra, de un libro a otro, de un artista o género a otro, sin pautas”. Porque “la música en este país se enseña muy mal, no se enseña a disfrutarla”. Por eso, aunque le gustan el flamenco y el jazz, le cuestan un poco más porque no los entiende.

De hecho, se arrepiente de no haber disfrutado de oportunidades como la que tuvo de escuchar a los mejores, cuando trabajaba en Radio 80 y fue a uno de los primeros festivales Jazz Madrid. Dice que le falta oído y tener maestros como el que tuvo en su estancia en Washington. Allí conoció al pianista Pedro Carbonell, que impartía y recibía clases de música. Con él Ramón descubrió el esfuerzo de tocar, ya que implica interpretar, y con él aprendió a escuchar mejor, aunque reconoce que lo suyo con la música es más picoteo.

Así, ahora picotea con Silvia Pérez Cruz, que “tiene una fantástica voz, que le llega”. La descubrió por casualidad, buscando versiones de otra canción y se llevó una sorpresa.

Como con Ska-p o Boikot, buenos músicos a los que no había escuchado bien, a pesar del tiempo que llevan trabajando. A ellos llegó a través de recomendaciones y de amigos, aunque tiene otras fuentes de inspiración, como el blog del Premio Nobel de Economía Paul Krugman, que también cuelga música de vez en cuando.

Porque la música para Ramón Lobo también es inspiración. Siempre busca artistas y canciones relacionadas con el tema sobre el que tiene que escribir, ya sea para los Tipos Inquietantes de Eldiario.es, El Periódico o la revista Tinta Libre. Él escribe con la música: “el vehículo para dejar de escuchar, incluso la propia música, para meterse en sí mismo”. Y ella es la que le sirve también para hablar de la actualidad internacional en el programa de La SER A vivir que son dos días, el mejor magazine de radio que se puede escuchar ahora mismo.

Así llega a artistas como el portugués Xosé Alfonso.

Aunque no quiero terminar esta conversación con él, sino con una cantante que acabo de descubrir, Natalie Prass, porque cuando la escuché me emocionó y me recordó esta charla. Además de que que ha sido con ella con quien he escrito estas líneas.

 

Anuncios

Ni un día por perdido

Hubo un tiempo (ni que esto fuera un tratado de Historia) en que me hundí en lo más oscuro de mí misma. Estaba enganchada a una emoción y era incapaz de salir de ahí. Pero un buen amigo me convenció de que nunca debía dar un día por perdido. Había que remontar fuera como fuera.

Leer Más
Vídeo

Esa música que… (ponle tú el nombre)

Crecí en los 80 y, por tanto, con la Bruja Avería, escuchando Tocata y RockoPop, y grabando en cassettes las canciones que pillábamos de la radio y que los locutores siempre terminaban fastidiándonos. Estudié Periodismo con la música puesta y empecé a trabajar en la radio musical, llevando la producción de Cien Segundos, en Cadena 100.

En definitiva, la música siempre ha sido importante para mi pero en los últimos tiempos, además, se ha convertido en esa compañera inseparable, que no pide pan y que siempre está ahí. Ella ha conseguido que aprenda a no dar un día por perdido. Ella me ha sacado una sonrisa cuando todo parecía gris. Ella me recuerda de vez en cuando que me encanta bailar y perder la cabeza. Ella habla de mi y de tantas cosas…

Por eso quiero dedicarle mi post de regreso y compartir con vosotr@s esas canciones que, por una u otra razón, tienen un significado especial. He hecho una pequeña selección de las más especiales, aunque me guardo muchos clásicos y #pequeñosplaceres.

1- La primera es del cantautor que ahora mismo más buen rollo me da. Es Josh Rouse y su disco Nashville es una auténtica delicia, aunque yo me quedo con este “Quiet town” porque llegó a mi vida en un momento de bajón total y me hizo sentirme genial. Simplemente suena así de bien 😉

2- La segunda es de Izal, un grupo español que a finales del año pasado no podía dejar de escuchar. Especialmente recomiendo este “Qué bien” porque “Qué bien que en mis pupilas siga entrando luz del sol, qué bien que en mi cerebro se produzcan intercambios de información…” Su “Eco”, “Agujeros de gusano” o “La Mujer de verde” tampoco tienen desperdicio.

3- La tercera es de mi grupo de cabecera actual, Love of Lesbian. Su disco La noche eterna es para escucharlo una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. Aunque para hacer sentir bien, lo mejor es su “Manifiesto delirista”, con una letra que me ha levantado el ánimo miles de veces, porque tiene tanta razón… “Qué suerte que aún hay gente que lo hace fácil, aquellos que consiguen que fluya bien”

4- La cuarta sigue siendo una letra española, la de “El Dormilón”, de Iván Ferreiro. Simplemente es una canción con una letra muy especial: “ella habla y resplandece…”

5- La quinta es para el “Creep” en acústico de Radiohead porque es bestial y porque me recuerda a uno de mis programas fundamentales de Radio 3, 6×3 y sus especiales… De lo mejor de la radio.

6- La sexta supone mi reconciliación con un grupo que en tiempos no me gustaba y ahora… Este “Friday I’m in Love” de  The Cure volvió a llegar a mí en un bonito viernes escuchando la radio en la cama, sin prisas para ir a trabajar 😉

7- Podría seguir pero voy a terminar con una canción que es el eco de un buen viaje y de un@s amig@s con quienes comparto momentos de música que habla de nosotr@s, pasado, presente e ilusiones 😉 Es “Yellow” de Coldplay, porque va por ell@s

Si quieres más, aquí te dejo una buena lista.