Mamás comprometidas con el trabajo

La semana pasada asistía a algunas de las mesas de las Jornadas Yo No Renuncio (por la conciliación), organizadas por el Club de las Malas Madres. En ellas se habló de lo complicado que es conciliar en este país, de las renuncias profesionales que hacen la mayoría de las mujeres cuando tienen hijos, de la invisibilidad de sus tareas como cuidadoras, de la falta de apoyos, etc, etc, etc.

Ya había vivido de cerca, por mis hermanas y alguna compañera de trabajo, lo difícil que era volver a tu puesto tras la baja por maternidad: las trabas y problemas que surgían después de solicitar una reducción de jornada. Después, me tocó a mí y cuando hace dos años y ocho meses tuve a mi pequeña Daniela me encontré con el gran dilema: renunciar a mi hija o a mi trabajo. Y lo tuve claro, ella era lo primero.

Pero ¿por qué lo tuve tan claro desde el principio? Porque mi pareja tiene un buen puesto y un buen sueldo, y yo trabajo en el sector de la comunicación: en general mal pagado y con horarios de jornadas completas bastante inflexibles. Así que pensé que trabajar hasta las seis o siete de la tarde por 1.000€ o poco más, para ver a mi hija sólo para el baño y la cena, además de los fines de semana, no me compensaba.

Photo by energepic.com on Pexels.com

Por eso me lancé a trabajos de media jornada o que me permitieran flexibilidad. Algo que me ha dejado estar con Daniela en sus primeros años de vida, cuando más necesita a sus personas de referencia, cuando se está desarrollando su personalidad. Y no me arrepiento pero me da rabia y mucha pena ver cómo no se valora lo que una mujer puede aportar en su trabajo sólo con que tenga facilidades de conciliación: implicación 100%, esfuerzo para alcanzar objetivos aunque sea a costa de horas de sueño, proactividad para buscar ideas que no la dejen atrás a ella o a la empresa que ha confiado en ella y, por supuesto, una experiencia que hará que empiece a dar resultados en poco tiempo.

¿Qué más necesita una compañía para confiar en una mujer trabajadora que busca no anclarse profesionalmente pero sin renunciar a sus hijos?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: