Mes: noviembre 2014
Imagen

La emoción pintada en un cuadro

Modigliani_Esther  VillanuevaCuando parecía que ya lo siguiente esperaba al final del pasillo, donde destacaba un Picasso brillante, a la vuelta de la esquina, en un rincón casi escondido e iluminado como si estuviera en una cita romántica, apareció él. Era El Violonchelista de Amadeo Modigliani, el cuadro que me ha emocionado en la visita a la Colección Abelló, que puede verse hasta marzo en el Palacio de Telecomunicaciones de Madrid.

Y tanto me ha enamorado, que he tenido que ponerme a escribir para compartirlo 😉

Justo al cambiar de una sala a otra, los ojos se me han ido hacia donde esperaba él, tan tranquilo detrás de un cristal. Y ahí, frente a ese músico, me he quedado un buen rato parada, contemplándolo. No he sido la única, una pareja valenciana se paraba junto a mí y coincidíamos en lo maravilloso del cuadro, de la emoción y el sentimiento que transmitía y que se notaba como si fuera real. Por un momento, me he visto sentada en una pequeña habitación, escuchándolo tocar… Me pregunto cómo se puede pintar tan bien un sentimiento como el del violonchelista tocando su música. Simplemente increíble que un cuadro transmita tantas emociones, que el arte se convierta en un refugio tan espectacular.

Sin duda, sólo esta obra merece una visita a la exposición, aunque sería injusto no hablar de otras de Degas, Picasso, Juan Gris o Francis Bacon que hacen que te mueras de envidia de una familia que se rodeó de tanta belleza. Así que no te lo pierdas y ya me contarás cuál ha sido el cuadro o dibujo que más te ha gustado.

Por último, todo esto se merece algo tan dulce como este The lower you fall de I am Dive…

 

Ni un día por perdido

Hubo un tiempo (ni que esto fuera un tratado de Historia) en que me hundí en lo más oscuro de mí misma. Estaba enganchada a una emoción y era incapaz de salir de ahí. Pero un buen amigo me convenció de que nunca debía dar un día por perdido. Había que remontar fuera como fuera.

Leer Más

Otoños de cristal y retiro

Un día cualquiera de otoño, gris y lluvioso. No es un día frío pero es de esos de sillón, mantita y tele. Sin embargo, yo prefiero pasear, andar y respirar, mientras siento el aire en la cara. Porque, como dice Ramón Lobo, “este otoño se me ha enredado en los pies”. Sí, se me ha

Leer Más

¿Un blog para desahogarse?

Empecé este blog hace casi dos años y he de reconocer que no lo he cuidado lo que debería. Comencé a alimentarlo regularmente pero en cuanto el trabajo y las colaboraciones fueron aumentando, lo fuí abandonando hasta dejarlo en lo que es hoy, una ventana desde la que desahogarme cuando lo necesito. En un principio

Leer Más