Escribir es hacer sentir

Reevolución escribir periodismoNo sé muy bien qué hacer con este blog pero no he podido resistirme a compartir algo a lo que llevo dándole vueltas desde que me enteré de la muerte de Gabriel García Márquez. Y no se trata de un homenaje a él, que ya se han hecho y leído muchos. Pero sí de artículos y posts que, como sus libros, provocan emociones. Son ejemplo de buen periodismo, de ese que te hace ir más allá de la noticia, de ese que te hace disfrutar simplemente de la lectura.

Hace años, me gustaba tirarme horas leyendo los reportajes y entrevistas de El País Semanal. El otro día lo recordé cuando leí el bonito artículo de Amor por la crónica, de Álex Grijelmo, como homenaje a la labor periodística de Gabo. El artículo que ha provocado mi vuelta al blog, porque me emocionó, hizo que se me pusiera la piel de gallina trasladándome a las lecciones del escritor sobre “el mejor oficio del mundo”.

Me hizo recordar que saber o no escribir no lo enseñan en la facultad, y que tener un blog o escribir en un gran medio, no te convierte en escritor. Por eso, hoy aquí quiero compartir contigo algunos ejemplos periodísticos que últimamente me han emocionado, de una u otra forma.

El periodista Ramón Lobo es de sobra conocido pero su blog es una delicia de literatura personal.  En él desgrana su día a día, lo que le gusta, lo que le indigna, lo que siente escribiendo el libro en el que está enfrascado. Me encanta leerlo porque sí pero a veces encuentras joyas como Escribir para salvarse con frases como “Es más fácil querer en la ficción, a través de las historias contadas o inventadas, que en la realidad. La realidad quema, deja heridas”. Simplemente, una delicia.

Como lo fue también el momento de vuelta del trabajo, leyendo Por qué viajamos: una explicación parcial, de Kiko Llaneras. Y es que nunca me cansaré de leer Jot Down, de lo mejor del periodismo actual, por sus currados reportajes, entrevistas sesudas y artículos como este, que convierte en palabras lo que para muchos significa viajar: “Hay algo en alejarse, en viajar a otro lugar, que nos transforma en ese niño al que todo le sorprende y que todo lo pregunta, como si de golpe quisiéramos entender el mundo entero en una mañana”.

Otro momento de emociones (esta vez con lágrimas a punto de escapar) durante uno de mis viajes diarios en el Cercanías llegó con Yorokobu y el imprescindible artículo Her y el Amor. Aquí Néstor Gándara no se corta un pelo desmitificando lo que todos buscamos en una relación, porque Hollywood y Disney han hecho mucho daño 😉 “En el amor todos somos principiantes… Spike Jonze nos ha hecho un favor aniquilando el viejo ideario romántico para narrar la verdad del viaje amoroso, en el que lo menos importante es el destino (aunque todos queramos que nos calientes los pies al final del camino)”. 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: