Por qué periodismo

Comunicación y periodismoTambién en lo profesional soy una romántica sin remedio. Por eso estudié periodismo y, a pesar de que ahora estoy en otro lado de la comunicación, del paro, de la crisis en los medios y de los sueldos por los suelos, creo que se siguen haciendo muy buenos trabajos (grandes ejemplos son Jot Down o En Portada) y que hay grandes profesionales para confiar en el futuro de la profesión.

Una profesión a la que llegué por vocación de comunicar y por su utilidad. Ya en el colegio, a mi amiga Sonia le encantaba que le contara historias cuando volvíamos de clase. Después en casa, siempre me fijaba en mi padre, un fiel comprador de El País, y me llamaba la atención su interés por todas las noticias y lo que el periódico le influía. Así que, supongo que inconscientemente, mi cabeza se estaba preparando para decirme un día “eh, que a tí te va a gustar eso de ser periodista”.

La razón definitiva me la dio la película “Todos los hombres del presidente”, sobre el Escándalo Watergate. Conocer la labor de investigación de los dos periodistas, Woodward y Bernstein, que consiguieron destapar el espionaje llevado a cabo por el Partido Republicano, acabando con la dimisión del Presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, me dejó alucinada. ¡Lo que se podía hacer trabajando! ¡Investigando y publicando se podía mejorar algo el mundo!

Así, llegué al instituto, teniendo claro que iría a la Facultad de Periodismo para para empezar a contar historias y convertirme en corresponsal o algo así. Al final la parte romántica no se cumplió pero sí que he trabajado en redacciones y agencias, donde mi trabajo creo que ha servido para algo. Allí donde he estado, he sentido que mi trabajo tenía utilidad: en la radio, acompañando a los que por las noches necesitan escuchar voces conocidas; en la revista Turismo Rural, recomendando lugares y rutas especiales; y en las agencias de comunicación intentando dar a conocer servicios para el usuario. Así que al final he cumplido lo que quería, echar una mano a través de la información.

No todos en comunicación somos o seremos Woodward o Bernstein pero sí creo que la mayoría aporta trabajo y conocimientos para que podamos enterarnos de lo que pasa en el mundo e intentemos cambiar lo que no nos gusta, al menos lo que está en nuestras manos 😉

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: