Ego 2.0, la madrastra de Blancanieves

Ego 2.0_ReevoluciónTodos necesitamos nuestro minuto de gloria y las redes sociales son el lugar perfecto para encontrarlo. Por eso son el lugar en el que prolifera algo con lo que no puedo del social media, lo siento pero no, no puedo con el ego 2.0. Reconozco que me encantan las redes sociales por las posibilidades de comunicación que ofrecen, por su poder para saber qué quiere o necesita el usuario, por la oportunidades que brindan para contactar con gente a la que de otra forma nunca llegarías y, sobre todo, por la capacidad que dan para aprender y compartir. Pero a veces parece que sólo son un espejo en el que mirarnos y preguntar ¿quién es el gurú, más gurú de esto? ¿a quién le han invitado a más eventos? ¿cuántos followers nuevos tendré hoy?

Cuando empecé a trabajar en esto de las redes sociales, me sentía tan perdida como Blancanieves en el bosque (y muchas veces aún me siento así). Pero encontré a gente que me ayudó a tirarme a la piscina, aunque también a la madrastra del cuento, a la que sólo le importa ser la más bella e importante del lugar, la que sólo sabe mirarse en el espejo de los followers que tiene en Twitter, los fans que le siguen en Facebook o los lectores de su blog, que a veces es un copio/pego de artículos de otros o simples traducciones de posts estadounidenses. A los vendedores de humo.

Esto es algo de lo que he hablado mucho con compañeros, en relación con la comunicación, pero también con amigos poco metidos en esto y que se sorprenden de que verdaderamente exista el ego 2.0. Pero así es y es algo que el otro día me recordó un post de Noel Carrión sobre la 5 verdades que tu “experto-gurú-ninja” no te contará jamás. Es cierto que en este bosque encuentras a gente que realmente comparte su conocimiento del día a día, enanitos que trabajan y te aportan consejos del trabajo en cuentas de redes sociales, pero también mucho “gurú” o experto que vende humo, algunos con un ego 2.0 tan grande que no cabe por la puerta pero que, sin embargo, nunca han llevado directamente una cuenta en redes sociales.

Últimamente he tratado con gente que lleva grandes cuentas, que saben de esto de verdad, que te hablan desde la experiencia y que, sorprendentemente, a pesar de los seguidores que tienen, no van de gurús por la vida. Ellos son los que hacen que no caiga en el desencanto en el que a veces entro y por el que de vez en cuando estoy off. Algunos de esos “enanitos currantes” son: Mayte Vañó, Huge Sanz, Isabel Corell, Lolo Seijas, Victor Ronco, José Manuel Rodríguez, Alberto Alonso y Jonathan Jiménez.

Y tú ¿a quién prefieres, a Blancanieves, el enanito o la madrastra con su súper espejo?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: