En el paro, no parada

Tiempo reevolución_Esther VillanuevaPasan los días, las semanas, los meses… y las noticias sobre el empleo no son buenas. Todo son cifras desesperanzadoras pero detrás de ellas hay personas. Personas como tú y como yo, que estamos cansadas de escuchar que es lo que hay y que muchos preferimos estar en el paro a buscar trabajo, algo que al parecer hacemos sólo cuando se nos están agotando las prestaciones por desempleo. ¿De verdad la gente que dice esto se lo cree? ¿Realmente quien lo piensa se ha encontrado alguna vez en el paro? ¿No se dan cuenta que estar en el paro no es estar parado?

Si alguna vez has estado en esta situación, sabrás que no es fácil levantarse cada día pensando qué hacer, cómo mejorar para volver al mercado laboral, cómo llegar a fin de mes o cómo pagar la hipoteca sin un trabajo digno (y destaco DIGNO). Es cierto que yo ahora no me puedo quejar, compatibilizo el paro con un trabajo a tiempo parcial en redes sociales y alguna que otra colaboración. Pero cuando me despidieron la primera vez, estuve año y medio sin encontrar nada. Y eso, a pesar de moverme. De hecho, un amigo solía decirme: “no conozco una parada menos parada que tú”.

Por eso ahora te cuento mis consejos y experiencia personal para encontrar trabajo:

1- Moverse desde el minuto 0: actualiza tu curriculum y haz que se mueva entre todos tus contactos, nunca sabes dónde saltará la liebre

2- No desesperes: aunque los días pasen y no veas luz, llora, cabréate y grita si quieres de vez en cuando, pero sigue, continúa y nunca, nunca pienses que es culpa tuya. Claro que hay cosas que puedes mejorar pero no te machaques, confía en tí y en tus posibilidades. “Porque tú lo vales”.

3- Actualízate: recíclate y vuelve a formarte. Busca cursos o voluntariados que te mantengan activo y te aporten nuevos conocimientos y habilidades. Siempre formación para la reevolución.

4- Aprovecha las redes sociales: no sólo utilices LinkedIn como un curriculum virtual, participa en grupos, contacta con gente interesante, que hay mucha y muy buena. También en Facebook y Twitter: en la primera hay grupos especializados y empresas que lanzan ofertas; lo mismo ocurre en Twitter, donde puedes crearte una lista de empleo que te ayude a que no se te escape nada 😉

5- Imponte un horario: levántate pronto y actívate. Buscar trabajo es un trabajo en sí y lleva mucho tiempo, aunque no te centres sólo en los portales de empleo. A mí jamás me han llamado por haberme inscrito a ofertas en ellas pero a veces te sirven para contactar directamente con la empresa reclutadora para mostrarle tu interés.

6- No te descuides: fuera el pijama, vístete y cuídate, anda o haz deporte, que relaja mucho.

7- Y sal, habla, no te olvides de los amigos: no hay mejor chat que una quedada con los amigos o la familia. Desahógate con tu gente, no te guardes tus agobios sólo para ti.

¿Se te ocurre algo más que podamos hacer?

 

 

Anuncios

Trackbacks/Pingbacks

  1. El paro y el sentimiento de culpa – Reevolución - 02/09/2016

    […] malo es que no es una situación nueva, ya la viví hace tiempo, a pesar de “no estar parada”, y sé que no soy la única que lo ha sentido. Sí, porque lleves poco o mucho tiempo en el paro, […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: