Diversidad: todos somos necesarios

Diversidad ReevoluciónHace unas semanas asistí a una jornada de Mujeres y Comunicación, organizada durante la Madrid Woman’s Week, y me sorprendió especialmente la charla de Bárbara Navarro, Directora de Políticas Públicas y Asuntos Institucionales de Google España, Italia, Portugal y Grecia. Su título, “Internet no es sospechoso: voces femeninas en un mundo de hombres”, y su objetivo, hablar sobre la diversidad en el trabajo, en Internet.

Es cierto que en este mundo, los perfiles más demandados son los técnicos y ahí los protagonistas son los hombres. Sin embargo, al tratarse de un entorno muy competitivo, de continua innovación tecnológica, Bárbaro Navarro comentaba que, precisamente, “la diversidad, la presencia de hombres y mujeres en las empresas hace que éstas sean más eficientes, más competitivas”.

Así nos adentró en el mundo Google, la compañía que siempre está en la lista de las mejores empresas para trabajar. Y seguro que una de las razones para estar ahí es su diversidad: todos somos necesarios, jóvenes y no tan jóvenes, mujeres y hombres, europeos o asiáticos… Para la multinacional de Mountain View (California) la diversidad, en su término más amplio, es fundamental, se enriquece de ella y, por tanto, lo fomenta. “Lo único importante para cubrir un puesto es que la persona elegida sea la mejor para eso. Lo importante son los resultados”, así que normal que busquen el perfil perfecto más allá de convencionalismos sociales.

¿Es tan complicado que esto ocurra en cualquier otra empresa? No quiero generalizar pero en los momentos en que he estado en paro, me he visto en entrevistas en las que mi edad y experiencia me han perjudicado. Y eso que no llego a los 40, que si llegara… Es que ¿no es bueno tener la experiencia suficiente que te permite adaptarte y saber priorizar para trabajar por objetivos? ¿Por qué parece que si sobrepasas una edad ya te vas a acomodar, no vas a querer crecer?

Una vez me llegaron a decir que trabajaban mejor con personas menores de 30, porque asumían mejor las correcciones del jefe… Así que escuchar la experiencia de Bárbara Navarro en Google me dio un poco de envidia. Sigo pensando que todos tenemos mucho que ofrecer y damos lo mejor cuando vemos que se confía en nuestro trabajo y nos ofrecen flexibilidad, sabiendo que somos responsables para cumplir los objetivos. ¿Es tan difícil ver esto?

Espero que en el siglo XXI el cambio sea posible. Espero que todos reevolucionemos 😉

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: